26.11.08

COMO SI HUBIESE MUERTO

Las calles están solas, todas las puertas cerradas
y el viento sopla fuerte silbando en los cristales.

Parece que no hay nadie,
la noche llega y en la tarde casi oscura,
mis pasos se apresuran buscando algún refugio
en tantas soledades.

No hay luces en las casas, no hay luces en la calle,
no hay ruidos, no hay llantos,
la ciudad quedó oscura y callada.

El viento cesó y comenzó el silencio,
un silencio plano y afónico como en el mundo de los muertos.

Es tarde, estoy cansado,
y sin embargo el sueño no llega.
Estoy en una plaza con plantas y con flores,
sin viento sin ruidos, sin olores.

El cielo oscuro no deja ver estrellas
y siento que mi alma se ha quedado sola;

Por que! por que te fuiste sin decirme nada?
sin dejar que te viese, sin verme en tu mirada?

Sin ti no puedo proseguir,
todo se nubla y todo es nada.

No brillan las estrellas, no hay fuentes ni riachuelos,
ni voces en el puente, ni luces en las casas,
ni flores con olores.

Todo está opaco, siniestro, sumergido;
Y como tú no estás,
yo seguiré viviendo en este olvido.

Volver a rutas poéticas

No hay comentarios: