26.11.08

A ELENA

Hundo mis manos en el fondo bello de esos días
y me pierdo buscando como hallarte.

Recorro el abismo flotando en sensaciones
y tu alma me llega florecida;
¡Te detecto! y mi nervio enloquecido te abraza y te bendice.

No son castillos ni jardines
los sitios en que habito;
Quizás me encuentre allí
en ese reino de ruinas
Junto a las piedras que beso,
o en el campo desolado
donde las tunas atrapan tu perfume
convirtiéndose en flor con las espinas.

Fuiste canción de un dilema que murió sin causa
perdiéndose infinitas ternuras en silencios,
y se abrieron líneas paralelas más allá de nosotros
dejando en el olvido... un amor indepurado.

Fuimos la ruta no trazada en caminos distintos
Venidos de una infancia ilusionada en la querencia,
en las cosas pensadas de un silencio,
y el amor más trivial del pensamiento.

Somos amistad lejana y diluida
que se acerca entre brumas de un recuerdo,
de unas ansias quemadas por la ausencia
y un querernos los dos en el destiempo.

Y somos amigos sin limosna de cariño,
sintiendo la textura en nuestras manos,
con los labios esbozando una sonrisa,
como ángeles despiertos y con nombre.

Hoy, mis versos se van a tu regazo.
que en tus manos se tornen mariposas,
que tus sueños se envuelvan en un lazo
Mientras brindo por ti...en esta copa.

No hay comentarios: